Franquicia

10 Pecados Capitales del Franquiciante

Ya hemos hablado de los errores que comete el franquiciatario al momento de introducirse al mundo de las franquicias, pero el franquiciante no se queda atrás, este empresario también comete errores que al parecer surgen por una mala organización.

Hoy te presentamos los 10 principales errores que el franquiciante suele cometer, ¡conócelos y no los repitas!

No seguir el proceso de reclutamiento y selección del perfil adecuado

En ocasiones sucede que con tal de hacer negocios, nos casamos con el primer contacto al cual tengamos enfrente, señores esto no puede suceder así, tenemos que realizar un análisis exhaustivo y detallado de la persona a la que le vamos a entregar nuestro negocio. Es importante tener en cuenta siempre los objetivos fundamentales y características planteadas para seleccionar a nuestro socio, será la base de la relación comercial.

No asumir responsabilidad

Al igual como ocurre con el franquiciatario, los franquiciantes suelen culpar a asuntos externos tales como la situación económica del país, los franquiciatarios, la competencia, empleados, etc. El caso es que ellos nunca se equivocan y lo malo que sucede nunca es su responsabilidad. Cambiemos eso.

No predicar con el ejemplo

Esto significa dejar a un lado los estándares de calidad de la operación y la imagen del negocio. El franquiciante no puede permitírselo, ya que él es quien debe demostrar como guiar al negocio, si no lo demuestra los franquiciatarios podrían considerar que no toma en serio a la empresa.

No provocar el cambio

El dueño del negocio debe mantener una amplia perspectiva de lo que sucede en el mismo y estar atento a las mejoras tecnológicas que puedan hacerlo más productivo y próspero. Es quien debe mantener la visión innovadora para el progreso de la empresa.

No tener definido cuál es el éxito del franquiciatario

No se tiene establecido cuál será el propósito de la relación comercial ni tampoco se sabe cuáles son las expectativas para ambas partes, es muy importante dejar en claro esto desde un principio para evaluar posibles logros o hacer retroalimentación en lo que se está fallando en el cumplimiento de las metas.

Errores del franquiciante

Asumir que el franquiciatario está bien informado

Debe asegurarse de que la información que se transmita o comunique por parte del franquiciante llegue a su destino, tampoco implica tener que estar atrás del franquiciatario hasta el punto de sofocarlo, sino simplemente hay que conocer la manera de mejorar las operaciones.

No revisar los servicios que se brindan

En cualquier negocio, la supervisión es una parte del trabajo que nos permite evaluar, corregir mejorar y reenfocar constantemente nuestra operación, lo cual acarrea beneficios a la operación en su conjunto. Es algo que por ningún motivo debemos descuidar.

Hacer promesas

Es obvio que el franquiciatario nunca estará dispuesto a trabajar en equipo si se percata que las promesas del franquiciante son incapaces de cumplirse. Con tal de hacer negocios podemos hablar de más y a la larga nos traería problemas, cuidemos lo que decimos, más si prometemos cumplirlo.

Perder el control de las emociones

El estrés puede terminar con el franquiciante, recuerda que una buena comunicación es la base para que los problemas con el franquiciatario se reduzcan. Tomar decisiones difíciles implica tomar riesgos y necesitamos del apoyo de nuestro equipo de trabajo. No perdamos la cabeza.

No tomar en cuenta al franquiciatario

La franquicia es un negocio de socios, no hagamos un lado a nuestro colaborador, somos un equipo con el mismo objetivo: Crecimiento del negocio.

En todo negocio surgen errores que nos pueden costar. Tomemos en cuenta los puntos anteriores y no ocasionemos el fracaso de nuestra franquicia.

Temas

Anúnciate