Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mi Franquicia | November 22, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

La Profesionalización como Herramienta para Competir

La Profesionalización como Herramienta para Competir

Al hablar de profesionalización nos referimos al proceso a través del cual cualquier individuo se transforma en una persona capaz de ofrecer el nivel más alto de servicio de integridad, calidad y competencia en el desempeño de su trabajo. Este proceso requiere ser continuo y las actividades desempeñadas en él deberán ser evaluadas por las personas correctas para un posterior otorgamiento de certificados o títulos que representen la veracidad del mismo.

En el marco empresarial, un buen profesional es capaz de utilizar esta capacitación para potenciar a las organizaciones con los más altos estándares de calidad en sus operaciones. Son estos individuos quienes pueden ayudarnos a formar “empresas profesionales” capaces de gestionar las operaciones del negocio, y de generar estrategias más sólidas para potenciar sus ventajas competitivas.

The Dream Team

Sin duda, la profesionalización es sinónimo de una filosofía corporativa de mejora continua. Sin embargo, una amenaza que podría frenar este proceso es considerar que cuando la empresa alcance el éxito deseado, el proceso de profesionalización ya no es necesario. En estos casos los directivos parecen olvidar que vivimos en un mundo cambiante en donde es imprescindible continuar desarrollando una gestión y estrategias competitivas que nos permitan mantenernos en el mercado.

Otro aspecto fundamental de contar con profesionales capacitados viene de la necesidad de afrontar tarde o temprano la “descentralización” de control de aquellos procesos que ya no necesitan atención directa del líder empresarial, debido a que la empresa ha crecido más allá de lo que él es, humanamente, capaz de supervisar.

Durante la etapa de crecimiento de la empresa, es común que el líder se involucre en todos los aspectos del día a día, esto es normal ya que es quien debe encargarse de definir el rumbo de su organización. Es en las etapas posteriores, en donde algunos empresarios temen delegar responsabilidades puesto que siente podrían perder gran parte del control del negocio. Seamos sinceros, si, da cierto miedo pero es esta falta de gestión de los recursos, de planeación y de institucionalización lo que podría aumentar el índice de amenazas que la empresa pudiera enfrentar, decreciendo su productividad y poniendo en riesgo su sustentabilidad. Lo ideal es confiar en nuestro equipo con una práctica de profesionalización.

Cada negocio tiene necesidades distintas que aprender, es por ello que antes de iniciar un proceso de profesionalización debemos preguntarnos ¿Cuáles son las funciones más importantes del director, o cuáles puede delegar? ¿Cuáles son las áreas de oportunidad que debemos atacar? ¿Nuestro personal actual cuenta con las herramientas necesarias para mantener la rentabilidad del negocio? ¿Es necesario capacitarlos o será necesario contratar personal más capacitado para dirigir la empresa? ¡Decisiones, decisiones por doquier!

Soga-Editado

Una realidad

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) estima que más del 95% de las unidades empresariales de México está constituido por pequeñas y medianas empresas que generan el 52% del PIB y el 72% de los empleos del país. Sin embargo el crecimiento de estas empresas ha sido mermado ¿Debido a qué? Más adelante te contamos. De acuerdo con el Índice de Competitividad Global 2014-2015 del Foro Económico Mundial, México se encuentra en el lugar número 61 (de 144 países), que ofrecen oportunidades de competitividad y crecimiento para las empresas. Caímos 6 lugares en comparación con el año anterior. Ahora sí, te decimos que pasa:

• Falta de entrenamiento dentro del ambiente laboral: Lugar 60
• Falta de cooperación entre líderes y empleados: Lugar 45
• Ineficiencia en la administración, atracción y retención del talento: Lugares 116, 80 y 63.
• Acceso a la educación terciaria: Lugar 81
• Calidad en nuestro sistema educativo: Lugar 123

El crecimiento de las pymes es esencial para el desarrollo del país, pero debemos recordar que mientras más éxito se alcance, serán necesarias mayores habilidades para controlarlo y mantenerlo.

La preparación es un hecho

Cada día se generan nuevas y mejores innovaciones en todos los campos de conocimiento, ante los que cada profesional debe mantener su atención, sino quiere ser un marginado ante el progreso del mundo. La profesionalización es una inversión que dará grandes rendimientos en el largo plazo, y que debe ser medible no en términos de mayor rentabilidad, sino también del crecimiento y la permanencia de las empresas. Formemos un equipo innovador que deje a un lado el arraigo y opte por mejores prácticas empresariales.

Submit a Comment