Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mi Franquicia | November 22, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Ley para Regular Restaurantes Sobre Ruedas, Atorada en la ALDF

Ley para Regular Restaurantes Sobre Ruedas, Atorada en la ALDF

El proyecto de ley para regular las cocinas móviles o Food Trucks no logró los consensos necesarios para avanzar en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), luego de dos años de haber sido presentada y discutida en comisiones, por lo que será un tema que tendrá que discutir la siguiente legislatura, reconoció el diputado local Alejandro Robles Gómez.

“Esta legislatura no logró construir el consenso necesario entorno a los Foodtrucks –lo logró- disipar esas dudas que había en algunos diputados y los conceptos negativos que tenían vecinos organizados de Roma, Condesa y otros que los rechazan por el tema de los remolques que les dejan obstruyendo la vía pública”, expuso el legislador perredista en entrevista.

La iniciativa con proyecto de decreto que crea la Ley de Vehículos Gastronómicos de la ciudad de México, fue presentada por Robles Gómez en octubre del 2013, se remitió primero a la Comisión de Administración y luego a la de Normatividad y Prácticas Parlamentarias, a donde también llegó la iniciativa para modificar diversas disposiciones de la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal, a fin de incluir el concepto de vehículos mercantiles.

“Sin duda será uno de los temas pendientes que deberá resolver la siguiente legislatura y me parece que habrá mejores condiciones para llegar a un consenso”, confía el legislador, quien comenta que cuando elaboraron la propuesta de regulación había mucho desconocimiento del tema, del concepto de cocinas móviles, y de las normas que podrían regularlas.

“Había también una descalificación muy recurrente, sobre todo en mi grupo parlamentario, en el sentido de que estábamos hablando de un sector privilegiado, de jóvenes chefs, niños ricos que están jugando a cocinar, y eso habla del desconocimiento del tema. Tener una cocina móvil no es barato, estos pequeños empresarios hacen una inversión significativa, que nos garantiza el concepto de imagen urbana, de higiene, de movilidad, tienen muchas bondades”, sostiene.

A esto se sumó la resistencia de los vecinos organizados, que rechazaban tener camiones o remolques de comida en sus calles, aunque Gómez Robles precisa que “un remolque no es una cocina móvil, es una modalidad de puesto semifijo. Nuestra ley es de cocinas móviles”.

Limitan a franquicias

La propuesta de Ley de Vehículos Gastronómicos o cocinas móviles del diputado perredista consta de 21 artículos en los que se establecen los derechos y obligaciones de aquellos para obtener un máximo de tres permisos para operar en la vía pública, los cuales tendrán un año de duración.

La ley propone reformar el Código Fiscal del Distrito Federal, para considerar un pago de 800 pesos por concepto de permiso, una cantidad similar por renovación, y de 1,200 pesos por explotación del espacio público. Para efecto de sanciones y regulaciones, las cocinas móviles serán equiparadas con un establecimiento mercantil de bajo impacto, como son papelerías, tiendas de abarrotes, estéticas, fonditas, entre otros.

Para solicitar un permiso, la iniciativa propone presentar la solicitud, especificar giro comercial y producto de venta; Registro Federal de Contribuyente; registro de marca ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual y contar con un vehículo adaptado que cuente con instalación de gas, electricidad propia, tanque de agua residual y trampa de grasa. Su periodo de funcionamiento no podrá exceder de siete horas diarias.

Entre sus obligaciones debe estar dado de alta como patrón ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Los permisionarios pueden asociarse con otros por 48 horas para realizar eventos temporales en propiedad privada, con acceso al público general “siempre que cuenten con autorización para operar como vehículo gastronómico sin importar que su permiso sea para puntos diferentes de venta en la ciudad”, destaca en el artículo 13 de la propuesta de Ley.

Esto afecta en particular a los negocios de franquicias, las cuales no podrán explotar esta modalidad de negocio, sostiene el legislador.

“La propuesta que hicimos es la mejor referencia que puede a haber. La hicimos con los ‘foodtroqueros’, atendiendo las demandas vecinales y de los propios negocios, para evitar por ejemplo que nos llenen de –cocinas móviles- ‘Fisher’ la ciudad. Les pusimos –a las franquicias- una condición de hasta dos –permisos-, si McDonalds se quiere acoger al concepto de cocina móvil sólo puede tener dos unidades, no podrán explotar esta modalidad porque está pensada en los jóvenes emprendedores”.

Primero cocinas, luego otros rubros

En septiembre del 2014, la diputada panista Priscila Vera Hernández presentó a la ALDF la Iniciativa con proyecto de Decreto por la cual se crea la Ley que regula el comercio de comida preparada a través de estructuras móviles sobre ruedas, la cual abarca todo tipo de estructura, vehículo, remolque u otro bien sobre ruedas.

Además de ampliar a cinco el número de permisos para personas físicas o morales, obliga a los foodtroqueros a instalar un sistema GPS en las unidades, limita su fabricación a seis metros de largo, les prohíbe instalarse a menos de 30 metros de distancia de un restaurante establecido, así como de vender bebidas alcohólicas.

Al respecto, Alejandro Robles reconoce que el tema del comercio sobre unidades móviles en sus diversas modalidades se tiene que ampliar, pero “la mejor forma de hacerlo es incursionar –primero- a través de los alimentos, pero realmente hay muchas resistencias con líderes de tianguis, dueños de la calles, funcionarios corruptos que ponen miles de pretextos para que esto no se apruebe”, sostiene.

Además de que otros negocios como estéticas, boutiques de ropa y mueblerías están incursionando en esta modalidad de negocio, también se abren oportunidades para la cadena de proveeduría para los propios Food Truck. La regulación daría certidumbre a estos.

“Estamos dejando muchas cosas fuera, en aras de facilitar su aprobación… En una primera parte será esencial que se reconozca en la ley a los food truck, y ya luego vendrán otras modalidades de negocios, como los parques y estacionamientos. Necesitamos reconocer y regularlo, y en un segundo momento ver la cadena, incluyendo otras modalidades de venta en unidades móviles, como la publicidad exterior.

“La realidad nos está rebasando. No podemos decir que no haya, debemos tomar el ‘toro por los cuernos’ y en lugar de llegar al extremo de negarlos, debemos regularlos, no puedes prohibirlo. El problema de esta ciudad es administrar el espacio público”, expuso.

Hasta este momento se desconoce el número real de cocinas móviles –entre camiones, motonetas y remolques- que existen. “No tenemos una estimación, no hay un número real, los remolques no son Food Truck, son tolerancias, la Asociación Mexicana de Food Trucks dice que no rebasan 200, ahora que tengamos la ley, el registro será el primer paso, seguro son miles, considerando los remolques”, finaliza el entrevistado.

Fuente: http://elempresario.mx

Submit a Comment