Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mi Franquicia | September 21, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

¡No te equivoques! 7 Cosas que las Franquicias No Son

¡No te equivoques! 7 Cosas que las Franquicias No Son

Puede darse el caso en que tengamos una idea equivocada respecto a lo que realmente es una franquicia, incertidumbre respecto a cuáles sean sus obligaciones y límites y es por ello que en siguiente artículo te damos a conocer aspectos que no le corresponden a la franquicia, esperando que tengas una idea más clara. A continuación te las mencionamos:

No es un sistema de distribución de muchos niveles: No se trata de organizaciones que pague a las personas según las ventas logradas. Tampoco se trata de una organización piramidal, donde las comisiones sólo se basan en la cantidad de individuos que una persona logra atraer a la organización. En contraste, la compensación de un franquiciatario se determina por las ventas brutas de su negocio, menos los costos operativos y las regalías pagadas al franquiciador.

No es una agencia donde empresarios de cierta área son los representantes locales de grandes pero lejanas compañías: En una franquicia, los Franquiciatarios locales son sus propios representantes. Ellos son los dueños del negocio, toman las decisiones y sufren las pérdidas o gozan de las ganancias.

No es distribuidora ni comercializadora: Los distribuidores son intermediarios. Compran producto al mayoreo a los fabricantes y los revenden a minoristas. Los comercializadores funcionan de manera similar, excepto que normalmente venden directo al público. En ambos casos tienen derecho a comprar y vender los productos que deseen. No se limitan a restricciones de calidad o variedad, ni deben seguir un sistema de negocio prescrito por una compañía matriz. Solo pagan productos que venden o venderán y no pagan ninguna regalía por el derecho de vender una marca en especial.

No es una inversión dependiente: Los inversionistas son observadores pasivos que dependen de los resultados corporativos para obtener ingresos. En vez de ello el franquiciatario es parte activa de su negocio. Él hace el balance, contrata o despide a sus empleados, ayuda en las operaciones. Su fortuna depende más de su iniciativa personal que del desempeño de franquiciador.

No es relación fiduciaria: En una relación fiduciaria, una persona adquiere la obligación legal de velar por los intereses de otra. En una franquicia, los servicios que debe brindar la compañía franquiciadora se establecen en un contrato y dicha compañía no tiene mayores obligaciones ante sus Franquiciatarios.

No es una sociedad: No existe propiedad común del negocio y ninguna de las partes es responsable de las deudas o responsabilidades de la otra. El franquiciador otorga especificaciones, el sistema de negocios y las marcas o nombres registrados. El franquiciatario es dueño y administrador del negocio.

No es una relación laboral: Los franquiciadores no pagan el salario de los Franquiciatarios ni tienen responsabilidad directa sobre ellos.

Submit a Comment