Editorial

7 señales que indican que tu negocio está listo para ser franquicia

7 señales para franquiciar tu negocio

No es lo mismo emprender un negocio independiente que hacerlo con una franquicia. Cada uno tiene tanto sus ventajas como sus desventajas en algunos aspectos. Lo que sí debe ser tomado en cuenta es que los negocios independientes pueden convertirse en franquicias.

De hecho, la gran mayoría de franquicias grandes e importantes que conocemos hoy en día comenzaron como pequeñas empresas con una sola locación. Más adelante se fueron expandiendo hasta lograr el posicionamiento del que gozan hoy en día.

Si tú quieres emprender algo nuevo, pero no tienes el dinero necesario para adquirir una franquicia y todos los gastos que implicaría, puedes empezar algo por tu cuenta.

Para ayudarte mira este listado de negocios rentables en Gananci. Esas ideas son bastante interesantes ya que no necesitas demasiado dinero para comenzar, sino que hasta puedes hacerlo desde tu casa sin que se requiera un gran capital, que es lo que frena a muchas personas de emprender.

Una vez que empieces tu propio negocio tendrás la oportunidad de engrandecerlo e incluso franquiciarlo, lo que te puede dar importantes ganancias sin que tengas que estar involucrado de lleno en las otras locaciones, lo cual es liberador.

Franquiciar tu negocio es un paso en la dirección correcta para poner el dinero a trabajar para ti, en vez de que tú trabajes para -obtenerlo a- él.

Por otro lado, si ya tienes un negocio que va marchando sobre ruedas y estás pensando en expandirlo más y hasta dar el paso de franquiciarlo, debes tomar en cuenta varios factores para que puedas hacer esto con éxito.

No cualquier negocio es franquiciable, para serlo este debe cumplir con ciertas características que se revelan en las señales que verás a continuación:

1.- Tu negocio tiene procesos estandarizados

Esta es una de las señales principales a las que se les debe prestar atención para saber si un negocio está listo para convertirse en franquicia. Cuando existen manuales de operaciones que solo necesitan ser seguidos parra dar los resultados esperados. Por supuesto, estos manuales deberán ser modificados para estandarizarlos aún más al momento de franquiciar.

Si tienes un producto o servicio y aun los procesos no están estandarizados debes cuestionarte si este puede ser realizado a partir de uno o varios patrones que puedan distribuirse entre los franquiciados futuros. En caso de que no sea así y que la exclusividad sea tu bandera, quizá lo que necesite estandarizarse sean otros aspectos y que toda la mercancía provenga de una sola fábrica, por ejemplo.

2.- El modelo de negocio puede ser replicado

Recuerda que lo que hace atractiva a una franquicia es que puedas encontrar la misma calidad de producto o servicio en cualquiera de los locales que visites. Como tú no puedes estar en todos los lugares a la vez ni tus empleados estrella tampoco, necesitarás crear un know how para que el modelo de negocio pueda ser replicable y los clientes reciban exactamente lo mismo ya sea que vayan a tu negocio (el pionero) o a cualquiera de las franquicias abiertas posteriormente.

El modelo de negocio no incluye solamente el producto o servicio, sino también la manera en que se hacen las cosas y que ha sido vital para el éxito de tu empresa. Esta última frase nos llevará directamente al punto número 3.

3.- Tu negocio sigue creciendo

Otra señal inequívoca de que estás haciendo las cosas bien en tu empresa y es imprescindible antes de franquiciarla, es el éxito que esta tenga. Si las ventas no han parado de crecer en un importante periodo, si tienes una fila de personas felices de esperar para consumir tu producto o servicio debido a la calidad del mismo, y si las ganancias no solo se han mantenido estables, sino que además han mejorado considerablemente mes a mes, entonces este modelo de negocio es algo que muchos inversionistas podrían estar interesados en adquirir.

4.- Tu negocio no necesita de tu presencia para operar con excelencia

Además de todos los puntos anteriores, otra señal de que tu negocio puede ser franquiciado es que sigue funcionando a cabalidad aun en tu ausencia.

Este es uno de los aspectos claves porque como mencionamos anteriormente no podrás estar en todas partes a la vez, pero al crear un modelo replicable específico, firme y claro, los franquiciados podrán seguirlo para lograr el mismo éxito que tú estás teniendo.

5.- Tienes una marca bien diferenciada y posicionada

La marca es la manera en que los clientes identifican tu producto o servicio. Si esta no es firme, no tienes claros los elementos diferenciadores de la misma o lo que las personas piensan de tu marca no es el del todo positivo, necesitas mejorar este aspecto para poder convertir tu negocio en una franquicia exitosa.

6.- ¿Es fácil conseguir la materia prima?

Si uno o varios de los elementos con el cual elaboras tu producto solo están disponibles en tu ciudad natal será un poco más difícil lograr franquiciar tu negocio, pero no imposible

Para lograrlo deberás encargarte no solo de comercializar tu modelo de negocio replicable, además necesitarás encargarte de la exportación de la materia prima (o los productos ya terminados) a los franquiciados.

7.- Conoces las ventajas y desventajas de franquiciar tu negocio

Franquiciar no es algo sencillo, debes tener muchos aspectos en cuenta y saber cuáles son tus verdaderas responsabilidades. Por eso no todo el mundo se atreve, pero una de las características de los emprendedores exitosos es que toman riesgos, así que si tu negocio cumple todos los puntos anteriores, ¿qué es lo que evita que conviertas tu negocio en una franquicia?

Sending
User Review
5 (1 vote)

Temas

Anúnciate