Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mi Franquicia | November 22, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

¿Tienes una Marca?, ¡Nunca Hagas Esto!

¿Tienes una Marca?, ¡Nunca Hagas Esto!

Bien sabemos que uno de los puntos más importantes para comenzar a franquiciar un negocio es el que cuente con una marca registrada, misma que debe ser cuidada. En muchas ocasiones solemos cometer acciones que tal vez creamos sean las correctas para el funcionamiento de la empresa, sin embargo hay que empezar a analizar y darnos cuenta de que tal vez no lo sean.

Nuestra marca es como nuestro nombre propio, con ella nos presentamos al mundo y debemos realizar las estrategias correctas de comunicación para lograr la aceptación que deseamos y sobre todo el objetivo con el cual queremos posicionarnos en la mente del consumidor.

A continuación te damos a conocer una lista de los principales y más comunes errores que los empresarios cometen al momento de darle uso a su marca, ¡conócelos y evita fallar!

No conocer a la competencia

Hoy en día es esencial y necesario visualizar el entorno competitivo y vigilar a las compañías que no pertenecen a nuestra competencia indirecta, porque pueden dar la sorpresa.

Ser el primero

Muchas personas creen que el asunto básico del marketing es convencer a los clientes que se vende el mejor producto o servicio. Las empresas se dicen a sí mismas: “no somos los primeros pero somos los mejores”. Puede que, incluso, sea la verdad, pero si se llega tarde a un mercado y hay que luchar contra competidores grandes y bien establecidos, esa estrategia de “ser mejor” será probablemente la equivocada.

¿Qué vendes?

Definir el producto o el servicio de forma simple y entendible a los clientes es esencial. Si el cliente no entiende para que le va a servir lo que le ofrecemos y en que le va a beneficiar, no tendrá interés.

Batalla de percepciones

El error de no entender una verdad tan simple como que la batalla por el consumidor, es una lucha de percepciones, hace fracasar a miles de emprendedores todos los años. No hay mejores productos, lo que realmente existe en el mundo del marketing son percepciones en la mente de los clientes actuales y potenciales. La percepción es la realidad, todo lo demás es una ilusión.

Copiar y utilizar la idea de otro

Dos compañías no pueden poseer el mismo concepto en la mente de los clientes. Cuando un competidor posee una palabra o una posición en la mente de los clientes es inútil intentar apropiarse de la misma estrategia, ya que así solo lograremos posicionarnos como “la copia de”.

Por tanto habrá que revisar muy bien que están haciendo los demás y ser aún más creativos para desarrollar nuestra idea.

gente-editado
Tenemos mucho éxito

Muchas veces el éxito procede a la soberbia, y la soberbia procede al fracaso: cuando alguien consigue el éxito tiende a ser menos objetivo. Se suele sustituir la opinión del mercado por el juicio propio, tratando de decir lo que “el mercado quiere”. Hay que pensar de afuera hacia adentro, usando las percepciones de los clientes, no las nuestras.

Segmentación

Cuando se trata de ser todo para todo el mundo, se acaba inevitablemente teniendo grandes dificultades. Ser fuerte en algo es mucho mejor que ser débil en todo. Este criterio de querer ser “todo para todos” nos lleva a quedarnos sin “nada para nadie” hay que concentrar el enfoque en un atributo, una propuesta concreta.

Los números

Los precios no son ya el resultado de costo + beneficio, son el resultado del valor que los clientes asignan a lo que ofrecemos. El beneficio nos quedará si somos capaces de producirlo a un costo inferior al valor asignado. Crear “valor” deberá ser uno de los objetivos de su marca.

El error de no atacarse a sí mismo

Lo más grave de esto es creer que el éxito está asegurado porque ya lo hemos alcanzado. Vivimos en un mundo en el que el cambio rápido es la constante. Un líder siempre debe ser el primero en innovar, estar al pendiente de que más se puede ofrecer para superar las expectativas del cliente.

El error de no tener un jefe

Es indispensable contar con un directivo responsable a cargo de las actividades del proyecto. Es necesario que sea alguien con visión a largo plazo y que esté en constante movimiento para saber qué cambios se presentan, cómo atacarlos que genere ideas y sobre todo que garantice una continuidad de las mismas.

Así como éstos, existen muchos más. Recurramos a algún consultor profesional que nos ayude en el tema y logremos establecer las tácticas correctas para darle un correcto uso a nuestra marca.

Este elemento es de gran importancia, tomémonos el tiempo y analicemos lo que estamos haciendo mal a tiempo para corregirlo.

¿Haz tenido alguna experiencia a consecuencia de ellos? ¿Qué más añadirías a la lista?

Submit a Comment